Inicio > Deducciones > La deducción por inversión en vivienda habitual en el año 2013

La deducción por inversión en vivienda habitual en el año 2013

Miércoles, 9 de enero de 2013

 José Manuel de la Fuente García.

Economista.

 

Empezaré con unos versos de Antonio Machado:

«Y cuando llegue el día del último viaje

y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,

me encontraréis a bordo ligero de equipaje,

casi desnudo, como los hijos de la mar».

Para el año 2013 se suprime la deducción por inversión en vivienda habitual.

Podrán continuar la deducción por inversión en vivienda en ejercicios futuros todos aquellos contribuyentes que hubieran adquirido antes del 31 de diciembre de 2012 su vivienda habitual o satisfecho cantidades antes de dicha fecha para la construcción, ampliación, rehabilitación o realización de obras por razones de discapacidad en su vivienda habitual.

Toda persona o familia necesitan una vivienda donde residir pero no necesitan ser propietarios de la misma. En este mundo todos somos inquilinos. Y en estos tiempos de tribulación es preferible estar ligero de equipaje.

La deducción fiscal establecida por la adquisición de vivienda habitual ha producido externalidades económicas bastante negativas, prueba de ello es que muchas personas se arrepienten ahora de haberse metido en semejante inversión, las instituciones financieras han vendido dicha deducción al promover los préstamos hipotecarios incluso sobredimensionados en su importe y en sus intereses, muchos matrimonios jóvenes  están condicionados a retrasar el tener hijos pues ambos tienen que trabajar para pagar la hipoteca.

Desde luego sería muy deseable, por claridad fiscal, que es la mejor forma de lucha contra el fraude, que se evitarán todas las deducciones de carácter fiscal y en su lugar se establecieran, según se requiriera, subidas o bajadas de los tipos de gravamen.

Tampoco es lógico las reducciones establecidas para los propietarios de viviendas por las cuales se cobran unos alquileres y que, tal vez,  podrían ser gravadas dentro de la base imponible del ahorro.

La imputación de rentas inmobiliarias, a efectos del IRPF, también carece de sentido.

La vivienda es un bien raíz, inmueble, agarrado al suelo. Su adquisición debe suponer como premisa que el adquirente debe tener un empleo fijo en el espacio y en el tiempo y convenientemente remunerado.  Desgraciadamente cada vez el empleo es menor y el empleo fijo en el espacio y en el tiempo y convenientemente remunerado aún menor. Es por ello que antes recogíamos los versos de Machado y que ante la realidad que nos toca vivir es preferible estar ligero de equipaje material y con una actitud crítica o de análisis de todo aquello que se nos quiera vender. Para no confundir el valor y el precio, que también dice el poeta, una cosa no vale lo que nos dice su precio sino lo que vamos a tener que pagar por ella. A efectos económicos, aligerarnos de equipaje material, debe suponer también una renovación ética en nuestra forma personal de vivir.

Deducciones

  1. JUAN LUIS
    Miércoles, 9 de enero de 2013 a las 13:26 | #1

    Respecto a este particular, no se debería de olvidar la eliminación definitiva, y con caracter general, de la compensación a la deducción por adquisición de la vivienda habitual de la que gozaban muchos propietarios de inmuebles y que, a raiz de los Presupuestos Generales de 2013, también desaparecen como otra de las medidas para contener el déficit público.

    Muchos son los beneficios de los ciudadanos que, siendo adquiridos en anteriores legislaturas, desaparecen sin dar tres cuartos al pregonero.

    Saludos

  2. MABRAC
    Miércoles, 9 de enero de 2013 a las 18:50 | #2

    Le felicito, su análisis o reflexión, como queramos llamarle es claro, conciso y concreto. Estoy totalmente de acuerdo en que todas las deducciones fiscales se han de eliminar. Cualquier beneficio fiscal debe ser totalmente descriminatorio, de manera que a través de los tipos impositivos se grave la capacidad económica de cada persona.
    No debería haber tenido derecho a la deducción fiscal por inversión en vivienda habitual los que gozan o gozaron de unos ingresos importantes superiores, por ejemplo, a los 100.000 €.
    Lo de la exención fiscal en el arrendamiento tampoco tiene sentido y, por supuesto, gravar un inmueble de segunda residencia o simplemente por no encontrar inquilino, tampoco me parece justo: si no ofrece rendimientos, tampoco debe gravarse.
    Lo dicho, le felicito.
    Saludos,

  3. merpa
    Miércoles, 9 de enero de 2013 a las 20:22 | #3

    Que hay cosas que le parecen mal… estupendo si lo que pretende es hacernos llegar su punto de vista personal. Pero, para eso, hubiera sido mejor hacer su comentario aquí y no arriba, ya que lo que me extraña es que firma como económista y ni siquiera roza para nada o profesional.

  4. Jueves, 10 de enero de 2013 a las 09:39 | #4

    Añadir si cabe, la injusticia contenida en una normativa extricta e injusta fiscalmente para la reinversión del capital por la venta de la vivienda en los siguientes dos años teniendo en cuenta el día de la escritura y no del contrato de compra y venta. En el momento que entregas unas cantidades a cuenta de tu futura vivienda está claro que estás reinvirtiendo. Es muy fácil para Hacienda el café para todos.

  5. Jueves, 10 de enero de 2013 a las 12:33 | #5

    Demasiadas cuestiones para tan poco espacio.
    La vivienda propia es el resultado del entorno cultural existente en España. En algun pais europeo, el suelo es del Estado y solo se puede alquilar.
    Las hipotecas basura son consecuencia de la voracidad del sistema financiero, que las ha concedido sin garantías; y ademas, y mucho mas importante, del sistema piramidal creado con ellas.
    La compra como inversión para prevenir el futuro, en cualquier caso sigue siendo,a mi entender, la mejor opción. Mejor no hablar de los planes de pensiones con rentabilidades negativas y comisiones sobre el capital con independencia de la falta de eficacia de la gestión, o de que ya no exista el depósito físico bancario.
    Y basta musa mía ¿como acabar tan larga letanía?

  6. Pedro
    Jueves, 10 de enero de 2013 a las 19:57 | #6

    Quiere decir que si yo compre una vivienda en Noviembre 2012 y una hipoteca de 25 años , deducire todos los años de vida de la hipoteca

  7. Sachelring
    Domingo, 14 de julio de 2013 a las 18:31 | #7

    Menuda injusticia la deducción por vivienda debe eliminarse para los de ahora y para los de antes. En este país siempre se premia al que peor hace las cosas asi nos va.

*